Saturday, 27 November 2021

Pier Ferdinando Casini contra el Gobierno. Italia tiene que ayudar firmemente el pueblo venezolano apoyando Guaidó.

masiero By masiero | February 13, 2019 | Italy

Texto integral del discurso del Pier Ferdinando Casini en el Senado. El ilustre político desde años es cerca de los italianos en Venezuela denunciando el régimen de Maduro.

Foto Fanpage. 

Traducion del texto integral del discurso del Pier Ferdinando Casini en el Senado. Video  https://www.facebook.com/pierferdinandocasini/

"El ministro Moavero ha señalado a la atención del Parlamento cuatro puntos: emergencia humanitaria, condena a la violencia, elecciones presidenciales, garantías para nuestros compatriotas. Hay ante todo la emergencia humanitaria (suministros esenciales, asistencia a los refugiados y todo lodemas). Estamos de acuerdo, ministro, pero este no es un tema nuevo, la emergencia ha estado allí durante meses, de hecho, ¿cómo podría el hecho de que en un País tres, cuatro millones de refugiados se vean obligados a escapar ¿Cómo deberíamos definir la situación que llevó a que el 90% de los niños no vayan a la escuela y busquen en la basura?

Ministro, tiene razón: hay una emergencia humanitaria, pero esto no es nada nuevo respecto a la situación de hace un año y medio, en el último período parlamentario, el Parlamento había hablado, por lo que no hay nada nuevo en lo que está sucediendo hoy. Solo existe el hecho de que el mundo ha abierto sus ojos, todo el mundo menos nosotros que somos el País que tradicionalmente ha brindado a Venezuela el mayor número de compatriotas.

El segundo punto se refiere a la condena de la violencia y la represión de los derechos humanos. Ministro, pero no puedes jugar a Alicia en el país de las maravillas. Hemos tenido cientos de presos políticos, pero cuando la Iglesia entento una mediación, despues se retiró, el primer punto que se planteó fue el de la afluencia de material para los venezolanos desheredados y para los refugiados, porque se pidió la liberación de presos políticos y un proceso electoral creíble. Maduro no respondió en toda la línea, e incluso la Iglesia se retiró de la mediación.

Hoy hablamos de condena a la violencia y la represión, pero no podemos hacer un discurso tan general. La condena de la violencia y la represión tiene un nombre y un apellido: la condena del régimen de Maduro, que está fuertemente relacionado con el tráfico de drogas, que hoy ha cambiado sus rutas tradicionales. Desde Colombia hoy todo pasa por Venezuela. ¡El narcotráfico internacional pasa por allí! ¡Abrimos los ojos, aunque solo sea para contrarrestarlo mejor!

Vayamos más lejos. Quiero decirles a los colegas del Movimiento 5 Estrellas: sé que es su posición tradicional, pero como dicen que no se acepta la interferencia extranjera en esta historia, les cuento lo que sigue. La mayor interferencia extranjera en Venezuela es el ejército venezolano controlado por observadores cubanos. De hecho, los cubanos que permanecen en la cima del ejército hoy representan la garantía de que el ejército no abandona a Maduro, porque los grados medio y bajo del ejército ya se han negado a disparar contra la población.
Me gustaría señalar una cosa: por primera vez, en el último evento, no hubo muertes. ¿Y por qué sucedió esto hoy y no sucedió en los acontecimientos de los últimos años y los últimos meses? Porque el ejército tiene miedo; porque comienza a tener miedo de seguir perpetrando los asesinatos en masa que ha cometido en estos años; porque hay un control de observadores internacionales; porque los faros estan encendidos.
Cuando, hace unos meses, se produjo el acuerdo de Maduro, ningún embajador europeo ha ido allí, ni siquiera el italiano. Italia no se desvinculó entonces de esta posición internacional, que se nos presenta como si fuera algo nuevo, mientras que es algo que debe ser comprobado y firmado también por Italia.
Usted ministro dice que la Asamblea Parlamentaria está legitimada. Gracias, lo sabemos también. Es el único organismo legitimado, pero hemos olvidado decir que parte de sus miembros han sido encarcelados, que los diputados venezolanos no reciben salarios, que han cerrado la posibilidad de acceso al Parlamento y que el Tribunal Constitucional en manos de Maduro ha declarado la ilegimidad. Así que, incluso aquí descubrimos el agua caliente siempre tarde.

Finalmente, tenemos el aspecto más grotesco, Ministro: garantías para nuestros compatriotas y las operaciones de las empresas italianas. Lo siento, pero pregunte a Astaldi, pregunte a Ghella y pregunte a Salini, ve y pregunte a los operadores italianos. Algunas de estas empresas italianas están en crisis, como leemos en todos los periódicos, porque tienen que recibir entre 300 y 400 millones de créditos de Venezuela. Hoy hablamos de garantías para las empresas italianas, pero estas garantías que hemos soñado en los últimos diez años y hoy, aquí, no sé qué se pueda hacer. Hoy, tal vez, Maduro, aunque quisiera, no podría pagar a las empresas italianas.
Hoy hablamos de un hecho que concierne a Italia, y lo digo enviando un abrazo ideal a quienes nos escuchan en este momento, que son nuestros compatriotas en Venezuela, que tiemblan y se avergüenzan de la posición italiana, cuando en cambio les gustaría. Italia estuviera en primera línea en este rescate de la Democracia.
Estamos hablando del hecho de que somos el único país europeo importante que asume esta posición. Parece que incluso Italia ha vetado el reconocimiento de Guaidó por parte de la Unión Europea.
La fiesta ha terminado. Este debate es claro. Se nos han presentado una serie de cosas, conocidas y conocidas, como si hubieran sido producidas por accidentes en la historia y no por la voluntad de un régimen que hoy es narcotráfico. Estamos esperando a ver qué pasa, con la esperanza de que no ocurra nada grave, que no haya muertes y que podamos llegar con un cordón humanitario. Pero ¿qué ayudas humanitarias, ministro Moavero, cuando Maduro ya cerró las vías de acceso? El cordón humanitario no puede venir del cielo.
Con este régimen no puede haber diálogo (porque sería hipocresía y ficción), ni ayuda humanitaria (que solo se puede recibir en detrimento del Gobierno). El Gobierno nunca aceptará que llegue la ayuda humanitaria. Luego lavamos la conciencia, diciendo que esperamos que todas estas cosas malas no sucedan. Lamentablemente, sin embargo, están sucediendo.

Hubiera deseado que el gobierno italiano no hiciera una ecuación entre dictadura y democracia, como cuando, en la década de 1970, durante la lucha entre el Estado y las Brigadas Rojas, se dijo: "Ni con el Estado, ni con las Brigadas. roja ". Entonces las grandes fuerzas populares rechazaron esta ecuación, que estamos redireccionando a Venezuela hoy: no estamos con Maduro, ni con Guaidó.
Honorable Ministro, estamos con Guaidó y le pedimos a la mayoría y al Gobierno que lo reconozcan. Estamos con el Parlamento venezolano, al que idealmente nos unimos en un abrazo leal. Mañana escucharemos al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional de Venezuela. Estos son hombres y mujeres valientes, que luchan por principios que parecemos olvidados ahora: la libertad y la democracia. ¡Viva Venezuela! ".


  • Tags:   pier ferdinando casini moavero guaido maduro crisis venezuela gobierno italiano
  • Categories:  Culture Politics

Related News

This website uses cookies to help us give you the best experience when you visit our website. By continuing to use this website, you consent to our use of these cookies. Read More Accept